Publicado en por Leticia La Valle

Hay ciertos elementos que son indispensables en cualquier cocina, y uno de ellos es el fregadero. Ya seas un particular o dispongas de tu propio restaurante, elegir un fregadero que reúna las condiciones óptimas para tu espacio de trabajo no siempre es tan sencillo como parece. Los hay de todo tipo de materiales, formas y acabados, pero cuando se trata de dotar nuestro negocio de equipamiento profesional es cuando entran en juego los fregaderos industriales.

Entendemos como fregaderos industriales aquellos que reúnen las características necesarias para ser utilizados en hostelería, en cumplimiento con la Normativa Sanitaria HACCP. Por ello, están fabricados con acero inoxidable, un material que aporta la máxima higiene, durabilidad y resistencia en este tipo de elementos de cocina.

En nuestro catálogo disponemos de un gran número de fregaderos para cubrir todo tipo de necesidades: desde muebles fregaderos con puertas y espacio para lavavajillas, hasta el fregadero más sencillo formado por dos cubas y un escurridor. Y es que, una de las ventajas que el acero inoxidable nos ofrece es la posibilidad de adaptarse por completo al espacio. Es por eso que estamos convencidos de que en Connic Hostelería encontrarás el mejor fregadero industrial para tu cocina.

Elementos a tener en cuenta antes de comprar un fregadero industrial

Como ya hemos comentado, este tipo de material de cocina puede incluir un sinfín de elementos diferentes en función de tus necesidades. Por ello, es importante que prestes atención a cada una de las características que podrías requerir:

  • Espacio. Es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta, pues, dependiendo de la capacidad de la que dispongamos, podríamos contar con una o dos cubetas. Además, En función del lugar en el que deseemos instalar nuestro fregadero industrial, podríamos requerir de modelos con una estructura base, armarios, escurrideros, bastidores, etc.
  • Capacidad. No todos los fregaderos son igual de profundos. La capacidad de las cubetas deberá ir acorde con el volumen de trabajo habitual. Si se trata de un negocio en el que se lava una gran cantidad de platos al día, lo mejor es optar por cubetas más hondas, que nos permiten depositar una mayor cantidad de objetos en su interior.
  • Rendimiento. Recomendamos tener en cuenta siempre tu mecánica de trabajo para poder optar por fregaderos que incluyan todas las prestaciones necesarias que te hagan la tarea mucho más cómoda.

Y recuerda que, si necesitas asesoramiento a la hora de elegir tu fregadero industrial, puedes contactar con nosotros y te asesoraremos sin ningún compromiso.

 

Spanish
ES